Tilburg University: La agricultura con clima inteligente necesita de cambios políticos radicales

En todos los niveles de la normativa agrícola nacional, europeo e internacional son necesarios cambios importantes para conseguir hacer frente a los retos del cambio climático. Es vital realizar una agricultura inteligente con el clima (CSA), por una parte, de cara a mitigar el daño climático con el sector agrícola, y por otro lado, para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero además de aumentar la producción de alimentos para la creciente población mundial. A pesar de ello, los instrumentos legales para estimular la CSA están ausentes o están poco desarrollados.  

Esta es la conclusión de Jonathan Verschuuren, profesor de International and European Environmental Law en la Tilburg University, Países Bajos, que se basa en un estudio de dos años realizado acerca de la agricultura inteligente con relación al clima.

Según las estimaciones actuales, la demanda mundial de alimentos aumentará entre un 40% y un 60% entre ahora y el año 2050. A pesar de ello, el aumento necesario de la producción de alimentos será complicado de conseguir debido al impacto del cambio climático, y también llevará a más emisiones de gas de efecto invernadero. Incluso ahora, el 25% de estas emisiones mundiales se pueden atribuir a la agricultura. Hacer frente a estos tres retos de producción de alimentos creciente, cambio climático y reducción del CO2 en concierto necesita de una transición del sector agrícola mundial para convertirse en ‘inteligente con el clima’. Jonathan Verschuuren estudió las medidas de cara a estimular esta transición.

Uno de los pocos países del mundo en el que existe algo de experiencia con las regulaciones para estimular una agricultura inteligente con el clima es Australia. La investigación de Verschuuren ha llevado a las siguientes conclusiones.

  • Las políticas para estimular una agricultura inteligente con el clima han de ser estables y consistentes durante al menos entre 10 y 20 años, permitiendo a los granjeros llevar a cabo las inversiones necesarias.
  • Las nuevas políticas agrícolas serán eficaces solo si no están únicamente destinadas a reducir las emisiones de gas efecto invernadero, sino que también se adaptan al cambio climático y al aumento de la producción de alimentos (los tres pilares de la agricultura inteligente con el clima).
  • Control, información y verificación fiables y reforzados, siendo pasos esenciales.

Medidas insuficientes 

Las medidas de la Unión Europea hasta ahora son desgraciadamente inadecuadas para hacer que este sector agrícola sea resístete, indicó Verschuuren. Es por ello que llevó a cabo las siguientes recomendaciones.

  • Crear posibilidades en el sistema de cotización de emisiones para los fondos de proyectos agrícolas inteligentes con el clima por medio de los sectores industriales y de energía (de forma similar a los de Australia, California y Canadá). Permitir suficientes soluciones destinadas a las granjas individuales.
  • Reformar la Common Agricultural Policy de la UE hasta el punto de que los subsidios agrícolas europeos se otorgue únicamente a los granjeros que contribuyan a conseguir los objetivos de clima a largo plazo. Tal y como están, los objetivos climáticos de la política agrícola europea no se van a conseguir.

Nota para los redactores  

La investigación de Verschuuren, titulada Towards a regulatory framework for climate smart agriculture, recibió los fondos de una beca de investigación mundial Marie Sklodowska-Curie dentro del programa de investigación Horizon 2020 de la UE. Está también disponible un resumen en versión con formato online.

TILBURG, Países Bajos, December 11, 2017 /PRNewswire/ —

Utilizzando il sito, accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra. maggiori informazioni

Questo sito utilizza i cookie per fornire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o cliccando su "Accetta" permetti il loro utilizzo.

Chiudi